Providence – La Policía Estatal de Rhode Island dijo que K-9 Ruby fue sacrificada  el viernes después de una “enfermedad repentina, aguda e intratable”. Tenía 11 años y medio.

“Hoy, la familia de la Policía Estatal de Rhode Island está de luto por la muerte de K-9 Ruby”, dijo el Coronel Darnell Weaver, Superintendente de la Policía Estatal de Rhode Island y Director del Departamento de Seguridad Pública.

“Su asociación con el cabo O’Neil fue especial y su trabajo de búsqueda y rescate en nuestra Unidad K-9 fue un gran servicio para los habitantes de Rhode Island que necesitaban su ayuda. Su premiado rescate nos inspiró y estamos agradecidos por sus años de servicio”.

Ruby estuvo con RISP durante 11 años y estuvo a cargo del cabo Daniel O’Neil. Era una mezcla de pastor australiano y border collie, adoptada de RISPCA y fue una de las primeras perras de refugio entrenadas para servir en el departamento. “K-9 Ruby dedicó su vida a servir a los ciudadanos de Rhode Island y a tener un impacto positivo en cada persona con la que interactuó.

Se convirtió en un símbolo de esperanza para todos los perros de refugio, mostrándole al mundo lo que un perro de refugio puede hacer cuando se le da amor y la oportunidad de brillar”, agregó Weaver.

Durante su carrera, ella y el cabo O’Neil participaron en muchas misiones de búsqueda y rescate como parte de la Unidad K-9 y se ofrecieron como voluntarios en la Unidad de Comunidad, Diversidad y Equidad, apareciendo en escuelas y en muchos eventos.

En 2017, Ruby pudo encontrar a un adolescente perdido y angustiado, que resultó ser el hijo de un voluntario del refugio que la había cuidado cuando era un cachorro.

Ruby fue nombrada American Humane Hero Dog Search and Rescue Dog of the Year en 2018.

En 2022, Netflix estrenó una película basada en su vida, «Rescued by Ruby».Ruby vivía con el cabo O’Neil y su familia. Ella será honrada en privado.