Tres adolescentes simpatizantes del ISIS planificaron bombardear una mezquita chiíta en el área de Chicago durante el ‘Spring Break’, según lo indican documentos de la corte federal revelados el viernes.

De acuerdo con declaraciones recogidas por el FBI este viernes, el complot fue descubierto en febrero. Como consecuencia, se emitieron órdenes de allanamiento contra Xavier Pelkey, de Waterville, Maine, de 18 años, así como a dos menores de 15 y 17 años de Chicago y Kentucky respectivamente. Sus identidades no fueron reveladas.

Los fiscales alegaron que Pelkey, que usaba el seudónimo de ‘Abdullah’, se comunicaba con los otros dos adolescentes por medio de Instagram para ir planificando el ataque a la mezquita chiíta. Uno de los objetivos era concretar el bombardeo a fines de marzo durante el ‘Spring Break’, y generar una ola de asesinatos, señaló el documento judicial.

El informe agrega que el joven de 18 años le indicó a los adolescentes que compraría armas y municiones. Les detalló también que construyó un artefacto explosivo casero para “atraer más personas”.

Del mismo modo, la declaración del FBI precisó que los tres adolescentes planearon entrar en la mezquita chiíta y separar a los adultos de los niños, para comenzar a asesinar a los adultos. Apunta la declaración que de no haber intervenido la policía en ese momento, hubiesen continuado hasta otra mezquita chiíta o sinagoga judía para usar el mismo procedimiento.

No tenían un plan para escapar, sino que su plan terminó cuando la policía les disparó“, añadió el FBI en su declaración.

Los investigadores federales hallaron armas con porte ilegal en uno de los adolescentes y en la casa de Pelkey. También se hallaron varias banderas del ISIS en las dos residencias.

Las autoridades acusaron a Pelkey de posesión de un dispositivo destructivo no registrado. La pena máxima de este cargo es de 10 años de prisión.

Con información de New York Post