Un avión de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) llegará el jueves a Honduras para trasladar a Estados Unidos al expresidente del país centroamericano Juan Orlando Hernández, donde enfrentará un juicio por narcotráfico y posesión de armas, dijo el miércoles un asesor de la presidencia.

Hernández, un conservador y exaliado de Estados Unidos que gobernó Honduras entre 2014 y 2020, se encuentra detenido en una base policial en Tegucigalpa a la espera de su extradición autorizada por la Corte Suprema de Justicia de la nación centroamericana a solicitud de Washington.

«El avión de la DEA aterriza mañana (jueves) a las siete de la mañana en el aeropuerto internacional Toncontín para la extradición del expresidente Juan Orlando Hernández», dijo el asesor presidencial y exmandatario Manuel Zelaya al canal de televisión HCH.

Las imputaciones al exgobernante de 53 años están basadas, en su mayoría, en declaraciones de narcotraficantes hondureños durante un juicio a un hermano suyo en la nación norteamericana. Hernández asegura que las acusaciones son una venganza por combatir el narcotráfico en su país.

A mediados de febrero, poco después de que la izquierdista Xiomara Castro asumiera el poder, Hernández fue arrestado acusado de conspirar para fabricar y exportar drogas a Estados Unidos y de usar o portar armas de fuego o instigar a que grupos criminales las usen.