Funcionarios ucranianos dijeron que esperan que más civiles puedan evacuar este lunes la ciudad sitiada de Mariúpol.

El presidente Volodymyr Zelenskyy dijo en un mensaje de video el domingo por la noche que más de 100 civiles pudieron salir en el día y debían llegar este lunes a Zaporizhzhia, a unos 200 kilómetros de distancia.

Con las tropas rusas tomando el control del resto de Mariúpol, cientos de civiles y unos 2.000 soldados ucranianos se han refugiado en la siderúrgica de Azovstal. Múltiples intentos anteriores de evacuar a civiles del sitio fracasaron cuando Ucrania acusó a Rusia de bombardear las rutas de evacuación.

“Por primera vez, hubo dos días de alto el fuego real en este territorio”, dijo Zelenskyy.

La viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, calificó la situación en Azovstal como «una verdadera catástrofe humanitaria», con personas que se están quedando sin alimentos, agua y medicamentos.

Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja llevaron a cabo las evacuaciones del domingo, calificándolas de “operación de paso seguro”.

Hasta 100.000 civiles ucranianos pueden estar todavía en Mariúpol, en el Mar de Azov, después de dos meses de bombardeos que prácticamente han arrasado la ciudad.