El ataque de Rusia a Ucrania ha causado indignación internacional, y personas de todo el mundo sienten estrés y miedo al ver la violencia y se preguntan qué vendrá después.

Eso incluye a tus hijos. Con tantas imágenes de violencia y tan pocas respuestas, es probable que tus hijos estén al tanto de la guerra, incluso si está lejos, y probablemente estén aterrorizados.

Pero el hecho de que no la escuchen de tu boca no significa que los niños no obtengan información en otros lugares, dijo Lee Chambers, un psicólogo que vive en el Reino Unido.

Es posible tener una conversación tranquilizadora y apropiada para el desarrollo con tus hijos sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania, pero es importante ser intencional y estar atento específicamente a tu hijo, dijo Chambers.

«No creo que haya un enfoque único para todos», agregó. «Todos los niños son diferentes.»

Vigila la televisión y las noticias sobre Ucrania

Dado que los adultos se preocupan por el estado del mundo, puede ser tentador mantener la televisión encendida para estar al tanto de cada actualización, pero los psicólogos dicen que podría tener un impacto en los niños en el hogar.

Los niños son como esponjas y a menudo absorben más de lo que pensamos, dijo Chambers. Es posible que estén prestando mucha atención a las imágenes de bombas, misiles y violencia, dijo Chambers.

Permanece abierto a las preguntas de tus hijos

Sí puedes informarte, pero asegúrate de proporcionar contexto, dijo Wendy Rice, psicóloga con sede en Tampa, Florida.

«Si tienes niños pequeños especialmente, mira la información con ellos, si la vas a ver, para que puedan hacer algunas preguntas y puedas hablar con ellos sobre lo que está pasando», dijo Rice.

Tus hijos pueden ser muy curiosos, pero si no están interesados o no tienen preguntas, también está bien, dijo.

Valida los sentimientos mientras subrayas la seguridad

Las conversaciones que tengas con tus hijos deben tratar de recordarles que están seguros, mientras usas un lenguaje apropiado para su edad y evitas normalizar la guerra, dijo Chambers.

«Siento que es importante asegurarse de crear un espacio como padre para que su hijo se sienta tranquilo antes de tener esa discusión», agregó.

Pero crear seguridad no debe tener el costo de invalidar sus miedos, dijo Chloe Carmichael, psicóloga de Nueva York. “A veces lo que más necesitan es saber que pueden expresarle sus sentimientos a un adulto y que alguien se hará cargo de ellos.

“Si dicen algo como ‘caramba, me da miedo esto’, no querríamos decir algo como ‘no tengas miedo'», dijo Carmichael. «Lo que sienten es realmente natural, por lo que puedes validar lo que dicen como ‘sí, ya sabes, esta es una situación aterradora, pero quiero saber cómo puedo ayudarte a sentirte seguro'».

Encuentra una manera de tomar medidas reconfortantes

También puede ser útil para los niños explicar que los sentimientos no deben controlarse hasta que se hayan ido, y que «a veces pueden inspirarnos a tomar algún tipo de acción saludable», dijo Carmichael, autor de «Nervous Energy: Harness the Power of Your Anxiety» (Energía nerviosa: aprovecha el poder de tu ansiedad).

Esa acción podría significar buscar juntos información apropiada para su edad, dijo Chambers. También podría significar hacer tareas y proyectos para recaudar dinero para organizaciones benéficas que apoyan a Ucrania o escribir cartas a los soldados, agregó Rice.

Luego, pregúntales cómo los hizo sentir esa acción, dijo Carmichael.

«Destaque ese sentimiento y observe que hubo ese sentido positivo a pesar de que no arregló el mundo», agregó.

Recuérdales que está bien ser un niño

Es genial enseñar a los niños a responder al estrés actuando y ayudando a los demás, pero también es importante demostrarles que también pueden seguir siendo niños y divertirse, dijo Carmichael.

Asegúrate de reforzar que ayudar a los demás es importante, pero que ellos también deben cuidarse a sí mismos. Apaguen las noticias, corran afuera y diviértanse juntos, enfatizó Carmichael.

En momentos en que el mundo parece incierto, los niños pueden mirar a los adultos en sus vidas para aprender el valor de tomar descansos y disfrutar la vida, agregó.