El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el miércoles una movilización parcial de reservistas en Rusia mientras la guerra en Ucrania se acerca a los siete meses y Moscú pierde terreno en el campo de batalla. El mandatario advirtió además a Occidente de que “esto no es un farol” y de que su país empleará todos los medios a su disposición para proteger su territorio.

El número total de reservistas llamados a filas será de 300.000, según funcionarios.

El discurso televisado del mandatario a la nación se produjo un día después de que las regiones controladas por Moscú en el este y el sur de Ucrania anunciaron sus planes para celebrar referendos sobre su integración en Rusia. Además, coincide con la celebración de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, donde el Kremlin fue advertido acerca de sus planes.

Los esfuerzos respaldados por el Kremlin pasa asimilar las cuatro regiones podría establecer las bases para que Moscú escale la guerra luego de los recientes avances ucranianos. Los referendos, que se esperaban desde los primeros meses de la guerra, comenzarán el viernes en las regiones de Luhansk, Jersón, Donetsk y Zaporiyia, que no está bajo el control total de las tropas rusas.

Putin acusó a Occidente de hacer “chantaje nuclear” y llamó la atención sobre las “declaraciones de algunos representantes de alto nivel de los principales estados de la OTAN sobre la posibilidad de emplear armas nucleares de destrucción masiva contra Rusia”.

“A aquellos que se permiten semejantes declaraciones hacia Rusia, quiero recordarles que nuestro país dispone también de varios medios de destrucción, y componentes distintos y más modernos que los de los países de la OTAN, y cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, para proteger a Rusia y a nuestro pueblo, utilizaremos sin duda todos los medios a nuestra disposición”, afirmó Putin.

“Esto no es un farol”, añadió.

Putin dijo que firmó un decreto para el despliegue parcial de reservistas, que está previsto que comience el miércoles.

“Estamos hablando de una movilización parcial, es decir, solo los ciudadanos que están actualmente en la reserva estarán sujetos al reclutamiento, y sobre todo, aquellos que han servido en las fuerzas armadas y tienen cierta especialidad militar y experiencia relevante”, indicó el mandatario.